jueves, 2 de diciembre de 2010

LA PRIMERA NAVIDAD



Bueno, bueno bueno. Ya hemos empezado Diciembre y lo primero que nos viene a la cabeza es que Navidad está a la vuelta de la esquina. Así que, para ir haciendo boca (los polvorones ya llegarán jejeje) os he dejado un poquito de historia de cómo llegó la fiesta de la Navidad a nuestras casas. O almenos eso dicen... 

La fecha de Navidad, el 25 de diciembre, tiene una larga historia. Parece ser que la fecha se ha utilizado desde aproximadamente 336 d.C.. La razón por escoger esta fecha fue muy sencilla: era la fecha tradicional de la fiesta invernal pagano. Hasta en la era de los romanos la fiesta ya tenia mucha antigüedad, siendo una celebración celta que databa de al menos mil años antes de Cristo. Esta fiesta celebraba el solsticio y el hecho que el invierno ya había llegado a su ecuador (notase que, por la definición moderna de las estaciones, el invierno empieza en el solsticio invernal); a partir de la fecha de la fiesta las cosas, según el razonamiento, solo pudieron mejorar.

Muchas de las tradiciones celtas y romanas son familiares incluso hoy en día. Mucha gente se queja que Navidad se ha convertido en una celebración del consumo: demasiado comida, demasiado alcohol y mucha fiesta. De hecho, en este sentido estamos regresando a las raíces paganas de la celebración invernal. La festividad pagana se celebraba con días de vacaciones, comidas especiales, fiestas y muchas de las cosas que creemos hoy en día, son pura y exclusivamente de nuestra era moderna.

Otras de las tradiciones también nos son muy familiares. La gente decoraba sus casas con ramos verdes para demostrar que, pese al tiempo invernal, el frío no podía matar a todo lo verde. En Europa la tradición de poner un árbol de Navidad fue popularizada durante el siglo pasado por el Príncipe Alberto, el marido alemán de la Reina Victoria. Mientras que Alberto adoptó la vieja tradición alemana de usar un pino, los romanos solían poner ramos de laurel. La fiesta invernal también fue el momento para celebrar procesiones y desfiles de modo similar a la tradición moderna de los países católicos.

El aspecto más sorprendente del festival pagano era la tradición de dar y recibir regalos. Muchas personas creen que esta tradición celebra la acción de los Reyes Magos:
"Y entrando en la casa, vieron al niño con María, su madre,
y prostrados en la tierra, lo adoraron; abriendo sus cofres
y le ofrecieron regalos: oro, incienso, y mirra."
Pero no. La tradición de regalar databa de siglos antes de Cristo y, posteriormente, fue acogida por la iglesia cristiana. Este fue un ejemplo de la capacidad de adaptar de la iglesia cristiana en sus inicios: en vez de suprimir lo que era una fiesta muy popular, decidieron adaptar y purificarla; la fiesta pagana más popular se convirtió en la fiesta cristiana más importante.
En resumen, la fecha de Navidad "simplemente sucedió así". No tiene base en la historia.

No hay comentarios: