domingo, 27 de junio de 2010

Origen de la expresión "caen chuzos de punta"


Antes de nada habría que saber qué es un chuzo. Un chuzo es un arma ofensiva activa, muy simple, consistente en un asta de madera armada de un hierro redondo que acaba en punta.

Por extensión, se emplea el término chuzo para designar cualquier hierro de arma con características similares.

Durante la edad media el chuzo fue muy utilizado en los Países Bajos y Alemania (donde recibía el nombre de Goedendag, "buenos dias", porque se alzaba para saludar al rey). Fue en Suiza donde más aceptación tuvo y de ahí que en España se le denomine "chuzo", por malformación de la palabra "suizo", que fue por quienes los españoles lo conocieron.

En el siglo XIX y XX quedó restringido casi exclusivamente al uso de los serenos o vigilantes nocturnos civiles de las grandes poblaciones, que rondaban las calles para seguridad. La figura del sereno desapareció en España a mediados del siglo XX. El sereno tenía por función decir en voz alta el tiempo, la hora y rondar por la noche avisando de los incendios y evitando los robos. Llevaba un silvato, gorra de plato y portaba las llaves de los portales en una mano y el chuzo en la otra. Sobre el chuzo solía colgar un farolillo. El chuzo de los serenos tenía una punta metálica que levantaba chispas en el adoquinado cuando el sereno llamaba la atención de los alborotadores.

De aquí viene el origen de la expresión "caen chuzos de punta" cuando llueve o graniza de forma impetuosa o también a los carámbanos de hielo que se forman cuando hay heladas.

No hay comentarios: