viernes, 28 de mayo de 2010

"El hombre del saco" (el sacamantecas)


El hombre del saco se suele representar como un hombre que vaga por las calles cuando ya ha anochecido en busca de niños extraviados y llevárselos dentro de un saco. Es caracterizado como un asustador de niños y es utilizado para asustar a los niños para que vuelvan pronto a casa.


Origen

Gádor, Almería, 1910. Francisco Ortega. conocido como "El Moruno" estaba enfermo de tuberculosis y buscaba desesperadamente un remedio a su enfermedad. En su búsqueda acudió a un curandero llamado Francisco Leona. El curandero le dio el remedio a su enfermedad a cambio de 3000 reales. Debía beberse la sangre de un niño y untarse el pecho con su manteca (grasa) caliente.

Leona y Julio Hernández, alias "El Tonto", se encargaron de buscar la víctima. El 28 de julio de 1919 secuestraron a Bernardo González Parra de 10 años de edad, natural de la rioja. Lo metieron en un saco yse lo llevaron para realizar el macabro ritual.

El Moruno dejo a su mujer en casa y se fue para que le aplicaran la terrible cura.

Durante la investigación de la desaparición de Bernardo descubrieron a los asesinos. A la hora de repartir los 3000 reales, Leona intentó engañar a "el Tonto" sin obtener buenos resultados. El Tonto, para vengarse de él, le contó a la guardia civil que había visto el cuerpo de un niño cuando perseguía a unos pollos.

Detuvieron al curandero y este inculpó a Julio (el Tonto) y viceversa. Al final ambos confesaron el crimen.

El enfermo y el curandero fueron condenados al garrote vil, mientras que "El tonto" fue indultado, ya que los médicos forenses aseguraron, después de estudiarlo y tener varias entrevistas con él, que no era dueño de sus actos. Desde entonces se le conoció como "El hombre del saco".

Fuentes: wikipedia,

Google libros (el vampiro de Gádor)


Seguro que todos hemos oido alguna vez a nuestras madres hablar del hombre del saco, o del coco para que nos durmieramos pronto. ¡ Con el miedo que nos daba cualquiera se dormía! Yo creo que mas bien nos quitaba el sueño.

2 comentarios:

Viatger dijo...

Recuerdo con cariño o más bien con temor al hombre del saco o el "coco" (palabra muy utilizada en diversos foros...), ahora el que creo que se lleva la palma es cuando decían:

"No aceptes caramelos de ningún extraño que les metennn drogasssss..." ¡Dios qué angustia! Aún hoy si me dan un caramelo me lo pienso, por si acaso...

Petons,
Viatger

Alma dijo...

Tienes razón. Es penoso. Y ahora que tenemos responsabilidad familiar es mas angustioso todavía. ¿Quien te ha dado eso? ¿Cuando? ¿por qué?... Un interrogatorio en toda regla...

petons,
Alma